Cinco errores que envejecen tu piel

Si eres de las que cuidan, miman y protegen su piel pero no ve los resultados que desearía, esto te pueden interesar. Te desvelamos cinco errores muy comunes que pueden envejecer tu piel sin que te des cuenta. Toma nota: 

En primer lugar, un fallo que cometemos bastante es refrescarnos o lavarnos la cara directamente con agua del grifo en lugar de agua termal. El agua del grifo contiene cal y otras impurezas que dificultan que la cara se limpie en profundidad. En cambio, el agua termal elimina no solo la suciedad del día a día sino también restos de maquillaje.

Otro fallo es pensar que nosotros, por ciencia celeste, no necesitamos utilizar cremas, ¿verdad? Para entender que todos las necesitamos y que son realmente importantes, no hay más que observar la piel de nuestras madres y abuelas para intuir cómo envejecerá nuestra piel y si tendremos más o menos arrugas. Sin embargo, es importante saber que las arrugas, aunque tienen parte de genética, pueden aparecer también por factores como el sol, la mala alimentación, el tabaco o la contaminación.

En tercer lugar, una de las cosas que la mayoría de las personas hacemos en utilizar cremas antiarrugas en la cara pero, ¿qué pasa con el cuello y el escote? Estas zonas son igualmente sensibles y necesitan los mismos cuidados. Aplicando la crema tanto en la cara como en el cuello y el escote mejoramos el aspecto completo de la zona, evitando que quede la cara muy cuidada y el resto muy envejecido.

También es importante encontrar la justa medida, tanto en la limpieza como en la exfoliación y la hidratación de la cara. Tan malo es no exfoliarse nunca como exfoliarse tres veces al día. Es importante ver qué tipo de piel tenemos cada una para tratarla adecuadamente. Cada vez que exfoliamos la cara dañamos la barrera cutánea, resecamos la piel y pueden aparecer granitos y manchas. Lo ideal es exfoliarla una vez a la semana si tienes la piel normal, seca o grasa y una vez cada 15 días si tienes la piel sensible, utilizando exfoliantes menos agresivos que los microgránulos como el polvo de arroz.

Por último, otro error que se suele cometer, sobre todo las personas que practican ejercicio al aire libre, es no proteger su piel de la contaminación. Si bien practicar deporte al aire libre activa nuestra microcirculación, nos ayuda a eliminar toxinas y mejora nuestra piel, dejándola más luminosa, también es cierto que los altos niveles de contaminación pueden hacer el efecto contrario: dejarnos la tez con un aspecto gris y apagado.

Seguro que, si no todos, alguno de estos errores sí cometes en tu día a día. Ahora, conociéndolos, ya puedes corregir estos pequeños fallos para lucir una piel espléndida y retrasar todo lo posible la aparición de los signos del envejecimiento.

Deja un comentario