5 ejercicios para los días de lluvia

5 ejercicios para los días de lluvia

Ahora que ya ha empezado la época de lluvia, más de un día nos veremos con las zapatillas de running puestas, el pulsómetro en marcha y mirando desconsolados cómo llueve fuera y se desvanecen nuestras posibilidades de una escapadita corriendo. Os enseñamos algunos ejercicios que podéis practicar en casa esos días de lluvia.

Aprovechar los días de lluvia para ejercitar nuestro cuerpo en casa es una de las mejores opciones para esos días. Y es que no todo el entrenamiento tiene porqué hacerse en el parque o en la pista. Muchos de estos ejercicios son totalmente aptos para hacer en casa, solo tienes que tener la motivación y las ganas:

Haz abdominales. Reforzar la zona abdominal es imprescindible para mantener el equilibrio en el cuerpo durante una carrera y evitar todo lo posible las lesiones. El mantener unos abdominales fuertes nos permitirá también evitar dolores y lesiones en la espalda y correr con una postura adecuada que nos evite la fatiga rápida y optimice nuestro rendimiento.

Ponte con ejercicios aeróbicos. Si lo que estás buscando es perder peso o bajar volumen el ejercicio aeróbico es el más adecuado, ya que permitirá quemar grasas y eliminar kilos. En Internet hay infinidad de vídeos de aerobic que te permitirán ponerte en marcha al son de la música. Solo necesitas un poco de espacio y muchas ganas.

Dale duro a las sentadillas. Si lo que quieres es conseguir un culo de infarto, debes empezar a asumir que las sentadillas son tu nueva mejor amiga. Estos ejercicios te permitirán endurecer y elevar los glúteos de una manera relativamente sencilla. Es importante hacerlas con cuidado, atendiendo bien a la alineación de piernas, pies y rodillas para evitar malas posturas y lesiones.

Ejercita los abductores. Este entrenamiento es perfecto para casa, ya que necesitaremos estar tumbados sobre una superficie plana, algo que en el parque suele ser más complicado. La clave para ejercitarlos correctamente es recostarnos sobre un costado del cuerpo, manteniendo la cabeza apoyada sobre un brazo mientras el otro mantiene el equilibrio y elevando la pierna superior hasta la altura de la cadera, atendiendo que la punta del pie mire siempre hacia el frente.

Saca tríceps. Hazte con una silla y apóyala bien en la pared para que no se mueva. Colócate de espaldas a la silla, como si fueras a sentarte, y apoya las palmas de las manos en el borde del asiento, manteniendo la espalda recta y colocando los talones en línea recta a las patas de la silla. Ahora solo tendrás que flexionar bien los brazos y extender los codos. ¡Ánimo!

Seguro que con estos cinco sencillos ejercicios consigues aprovechar los días de lluvia para mantener tu cuerpo a tono.

Deja un comentario