Batidos de proteínas: qué son, para qué y cuándo tomarlos

En los últimos años los batidos de proteínas están en boca de todos. Cada vez vemos más tiendas donde se venden y conocemos a más gente que los consume, pero… ¿sabemos qué son, para qué sirven y qué tipo de personas pueden tomarlos?

Pues te vamos a presentar a estos famosos compuestos que no están hechos sólo para deportistas. ¡Seguro que te sorprendes!

¿Qué son y para qué sirvn los batidos de proteínas?

Un batido de proteínas es una sustancia mezclada con leche o agua en la que encontramos una alta cantidad de proteínas -uno de los nutrientes fundamentales-, y que nos va a ayudar a dos cosas: por un lado a perder peso como complemento a nuestra dieta, o bien como un añadido a nuestro entrenamiento deportivo para aumentar masa muscular y así mejorar nuestro rendimiento.

¿Puedo tomar un batido de proteínas?

Todo el mundo puede tomar batidos de proteínas siempre que no tengamos problemas renales y siempre que hayamos superado los 21 años de edad. Así dejamos que la hormona del crecimiento haya terminado su trabajo ya que un exceso de masa muscular en edades muy jóvenes puede frenar el crecimiento.

¿Cómo y cuándo tomar un batido de proteínas?

El momento más adecuado del día para tomarlo va a depender de cuál sea el objetivo que te hayas marcado. Si lo que quieres es perder peso te recomendamos un batido de proteínas como sustitutivo de la cena. Si en cambio lo tomas para ganar masa muscular, el número de batidos variará entre 1 y 4 en función de la intensidad del entrenamiento y de la cantidad de músculo que quieras aumentar. Si sólo quieres moldear un poco y ganar un poquito de músculo para definir tu cuerpo, pues 1 batido después de un entrenamiento anaeróbico (pesas) es el complemento ideal. Que por el contrario quieres aumentar considerablemente tu volumen muscular, pues 4 batidos repartidos a lo largo del día será la dosis más adecuada.

Las proteínas se tienen que adecuar a la actividad física que realices o a la energía que consumes al cabo del día, ya que un exceso de proteína se puede convertir en grasa si no la consume el músculo.

Deja un comentario