Deportes que puedes practicar en la playa

Deportes para practicar en la playa

Si eres de los que no aguanta tumbado en la toalla o en la hamaca y te pones a jugar con cualquiera para no aburrirte en la playa, te proponemos seis deportes con los que mantenerte activo mientras te diviertes y te pones moreno. ¡Apunta!

Buscar un huequito en primera línea, llegar hasta allí con todos los bártulos, clavar la sombrilla, extender la toalla y ¿tumbarte sin más? Si no soportas más de 10 minutos el “vuelta y vuelta” que muchos practican en la playa, toma nota de estos deportes con los que puedes entretenerte, solo o acompañado, en la arena o en el agua:

1. Correr (o caminar) por la arena, preferiblemente por la orilla del agua. Aunque la playa sea un paraje idílico para correr, hacerlo por la arena seca puede provocarnos algún susto, ya que tiene un firme inestable y la pisada no será del todo adecuada. Para hacerlo, mejor decantarnos por la orilla del agua, que además de refrescarnos los pies, tiene un firme más estable y seguro.

2. Cómo no, jugar a las palas. Aunque parezca un juego de niños, es una actividad que nos permite trabajar el tren inferior y parte del superior mientras se queman bastantes calorías (alrededor de 250 por hora). Además, mientras el firme inestable era un contra para correr, aquí nos permite mejorar la coordinación y tonificar piernas y glúteos por la resistencia de la arena al movernos.

3. Voley. Uno de los más clásicos y más seguidos. La arena, además de dificultar los movimientos y hacernos quemar calorías, nos permite lanzarnos a por la pelota sin miedo a hacernos daño y eso, además de ejercitarnos, nos hace quemar adrenalina.

Cuando después de practicar estos deportes tengamos mucho calor o estemos literalmente rebozados en arena, podemos llevar a cabo alguno de estos otros deportes, ya metidos en el agua:

4. Por supuesto, natación. El que haya estado nadando durante todo el año en la calle de una piscina sin gente, quizá se agobie un poco al tener que ir sorteando colchonetas o niños y teniendo que enfrentarse a alguna que otra ola o corriente marina. Sin embargo, no podíamos dejar de recomendar la natación ya que es un deporte de lo más completo.

5. Para los que sean más de profundidades, proponemos el buceo. En plan amateur no hacen falta más que unas buenas gafas que nos permitan ver el fondo del mar y un poco de paciencia para disfrutar de los peces y las plantas que se esconden bajo el agua.

6. Y por último, y para los más aventureros, el surf. Aquí, además de una tabla y un monitor con paciencia si es nuestra primera vez, necesitamos un mar en el que el viento sople con especial intensidad. Practicarlo supone ejercitar prácticamente todo el cuerpo, ya que deberemos ofrecer resistencia tanto a las olas como al viento.

De manera que ya sabes, si te aburre tumbarte al sol a esperar a ponerte moreno, actívate con alguno de estos deportes de verano. Te broncearás y ejercitarás tu cuerpo sin darte cuenta.

Deja un comentario