Deportista, ¡cuida tus pies!

Importancia de los piesDe todas las partes de nuestro cuerpo, los pies son sin duda los grandes olvidados. Prestarles la atención que merecen es cosa de todos, especialmente si somos deportistas pero, ¿sabes realmente cómo cuidarlos?

Los pies son una de las partes más importantes de nuestro cuerpo y sin embargo, una de las que menos cuidados y atenciones reciben. Aguantan el peso de nuestro cuerpo durante toda la vida, son el centro de miles de terminaciones nerviosas, nos mantienen erguidos y en equilibrio y absorben y amortiguan el impacto del cuerpo al andar o hacer ejercicio.

Y es precisamente las personas que practican algún deporte las que más atención deben prestarles, ya que durante el ejercicio están en constante movimiento y reciben el impacto de cada zancada. Por ello, os damos tres o cuatro consejos que debéis tener en cuenta especialmente si practicáis ejercicio:

Por una parte, es fundamental utilizar un calzado adecuado y acorde a la actividad que realizamos. Muchas de las lesiones que se producen provienen de un calzado incorrecto. Su capacidad de amortiguación y su firmeza determinarán en gran medida el impacto que reciben nuestros pies durante los entrenamientos.

Por supuesto, conocer el tipo de pisada que tenemos. Para ello es importante realizar un estudio biomecánico en el que descubramos de qué manera y en qué condiciones trabajan nuestras piernas y nuestros pies para elegir el calzado que mejor se adapta a nosotros.

Por otro lado, prestar atención al corte de las uñas para evitar en todo lo posible que se claven o encarnen en los dedos de los pies. Las uñas rectas son las que menos problemas causan, aunque también variará en función de la forma de nuestros dedos.

Evitar todo lo posible los baños con agua caliente antes de una competición o un entrenamiento duro. El calor hará que nuestra piel se debilite y sea más propensa a crear ampollas.

Por último, prestar atención al calzado, no solo en el momento de su elección. Es importante airearlo bien para que seque completamente el sudor y fijarnos en el desgaste de la suela y las dobleces que presenta por si pudieran estar ocasionando molestias o daños.

Teniendo en cuenta estos pequeños trucos y sobre todo, hidratando mucho nuestros pies, conseguiremos mantenerlos sanos, cuidados y listos para cualquier exigencia.

4 Comments

  1. Hola! buen artículo, los pies, una de las partes más delicadas de nuestro cuerpo, son, a menudo, una de las más olvidadas. Un saludo.

  2. Toda la razón!!.. es lo que intento explicar siempre a mis clientas!!!
    Lo comparto en mi pagina, para dar información. Gracias!!

    Saludos!!

    • Lorena Martín says:

      ¡Muchas gracias Emilio!
      Es cierto que nadie se acuerda de los pies hasta que empiezan a doler, ¡pobres!
      Anima a tus clientas a cuidar sus pies con un buen calzado, seguro que te lo agradecerán :)
      ¡Un saludo y gracias por tu comentario!

Deja un comentario