Los mejores deportes de invierno

Los mejores deportes de invierno

Aunque a la mayoría no nos gusta demasiado el frío, son muchos los que están deseando que llegue la época de invierno para ver cómo las primeras nevadas cubren las laderas por las que, cada vez que puedan, se deslizarán disfrutando de sus deportes preferidos. Y es que el frío trae consigo actividades que no podemos practicar el resto del año. ¿Sabes ya cuáles son los mejores deportes de invierno? 

Al igual que existen deportes de verano en los que el sol, la arena de la playa o el agua son los protagonistas, existen también deportes que requieren de frío, nieve o hielo para practicarse. Aunque hay muchas actividades que se pueden practicar en invierno, hemos hecho un top 3 con los deportes más practicados en invierno:

  • SNOWBOARD: Para los amantes de la nieve, el snowboard y el esquí son los grandes deportes de invierno. Deslizarse ladera abajo a gran velocidad puede ser una experiencia increíble.
    Para practicarlo solo se necesita una tabla, unas fijaciones, unas botas y mucho equilibrio. Controlar la tabla puede parecer fácil pero sobre la nieve, escurridiza y resbaladiza, controlarla, especialmente para principiantes, puede ser misión imposible.
  • ESQUÍ: Los que quieran deslizarse por la montaña a gran velocidad pero no se atreven a ir con las dos piernas sujetas a un mismo elemento, el esquí es su gran alternativa. Aquí las tablas son dos, una sujeta a cada pie, y el equipo puede ir acompañado de palos para coger impulso y mantener el equilibrio o no.
    La gran ventaja del esquí es que es más sencillo mantener el equilibrio, aunque resulta algo complicado no hacerse un lío con los esquís si no somos muy duchos con las piernas.
  • PATINAJE SOBRE HIELO: Sin duda, el deporte de invierno en ciudad por excelencia. Son muchas las ciudades que llegando el mes de diciembre instalan en sus plazas auténticas pistas de hielo, poniendo a disposición de niños y adultos la posibilidad de deslizarse con más o menos gracia sobre los patines.
    Una experiencia muy recomendable para pasar un rato divertido en familia sin abandonar la ciudad.

Por último, no hemos querido dejar de lado la archiconocida “caída en trineo”, una manera mucho más espontánea de disfrutar de la nieve o el hielo si no nos acompaña el presupuesto o no somos personas de gran coordinación.

Y es que al final lo que importa es que disfrutemos del deporte, del invierno y de la compañía de nuestros amigos y familiares, ya sea con una tabla, con dos o con una bolsa de plástico ladera abajo.

Deja un comentario