Top 10: beneficios del deporte al aire libre

deporte

Como sabes, la práctica habitual de un deporte conlleva múltiples beneficios para nuestra salud. Con la llegada de la primavera y el aumento de las temperaturas, hacerlo al aire libre, además, se convierte en una auténtica gozada. Pero no siempre es posible, las alergias y la contaminación atmosférica son algunos de los obstáculos a los que nos enfrentamos. Supéralos fácilmente.

Beneficios

  1. Se consume más energía ya que, además del habitual esfuerzo que requiere nuestra actividad, hay que sumarle la resistencia del viento, las irregularidades del terreno y otros. Grandes ejemplos de esta evidencia son el running y el ciclismo.
  2. Resulta mucho más económico que acudir al gimnasio y también más placentero. La sensación de libertad no tiene nada que ver, y tu bolsillo lo agradecerá, sin duda. Además, está demostrado que los atletas que optan por el aire libre entrenan con más frecuencia.
  3. Te permite disfrutar de paisajes y entornos agradables: si optas por el trail, los parques, la montaña o el campo, la actividad será tremendamente amena y gratificante.
  4. Realizar ejercicio en estos entornos, asimismo, contribuye a aumentar los niveles de vitalidad, autoestima y entusiasmo; y a atenuar los de depresión y fatiga.
  5. Quienes lo practican se benefician también de las llamadas ventajas sociales. Es decir, que les brinda la posibilidad de conocer a otras personas y establecer relaciones. Esto es especialmente importante en los mayores y niños.
  6. Por eso mismo, es posible practicarlo en familia o con amigos. No hay nada como salir de excursión con tus seres queridos, darse una buena caminata o pedalear entre risas.
  7. Te obliga a prestar atención a tu entorno. El gimnasio no requiere estar alerta a lo que te rodea. Aumentará tu capacidad de reacción.
  8. Podrás prescindir de los accesorios: ayúdate de tu entorno. Bancos, árboles, columpios…te servirán para estirar y realizar toda serie de ejercicios sin tener que desembolsar una gran cantidad de dinero. El césped y la arena, por ejemplo, también te ayudarán a incrementar la fuerza de tu musculatura cuando corras.
  9. En entrenamiento será más variado: no te encasilla ninguna máquina.
  10. Te permite respirar aire limpio.

Sin embargo, deberás tener en cuenta factores como la contaminación y las alergias, estas últimas tan típicas de la época. Así, la polución provoca que el aire que respiramos contenga mayor cantidad de dióxido de carbono. Teniendo en cuenta que cuando practicamos alguna actividad física gastamos un 20% más de aire, si en lugar de oxígeno nuestros músculos reciben CO2, lo acusaremos. Otros problemas tienen que ver con el sistema respiratorio, con el cardiovascular, etcétera. Lo mejor es respirar por la nariz para que las mucosas actúen de filtro, entrenar durante las últimas horas del día, evitar las carreteras, y decantarte por los días de lluvia.

Respecto a las alergias, algunos estudios demuestran que el ejercicio físico atenúa sus síntomas, tiene efectos sobre el sistema inmunitario y cardiovascular, y propiedades antiinflamatorias. Algunos trucos para evitar las crisis son: calentar durante más tiempo, limpiarte la nariz con suero, entrenar después de una jornada lluviosa, evitar los entornos con excesiva vegetación, salir siempre con tus gafas de sol, y otros.

¿Y tú, disfrutas del ejercicio al aire libre?

Deja un comentario