Alimentos ricos en calcio más allá de la leche

Alimentos ricos en calcio

Aunque la leche de vaca es una de las fuentes de calcio más conocidas, existen otras muchas que pueden ser tan importantes o más que los lácteos y sus derivados. Si no te gusta la leche o eres intolerante a la lactosa, toma nota de qué otros alimentos son ricos en calcio.

El calcio es uno de los minerales más importantes para nuestro organismo, ya que entre sus funciones principales está la de mantener fuertes y sanos nuestros huesos y dientes, algo fundamental especialmente en épocas de desarrollo y crecimiento y a edades en las que vamos perdiendo masa ósea.

Muchos creen que la única fuente de este mineral son los lácteos y sus derivados (yogures, queso, requesón…) sin embargo, existen otras muchas fuentes de calcio que merecen ser parte de nuestra dieta, especialmente si tenemos intolerancia a la lactosa o necesitamos dosis extra.

¿Cuáles son estos otros alimentos ricos en calcio? 

  • Las ostras y los pescados azules, como las sardinas, especialmente si se consumen con la espina. Estos moluscos y pescados, además de aportar ácidos Omega 3 y vitaminas A y D son una fuente fundamental de calcio de origen animal.
  • Las verduras crucíferas como el repollo, la col o el brócoli aportan también grandes dosis de calcio, estas de origen vegetal.
  • Las verduras de hoja verde como las espinacas o las acelgas contienen, además de multitud de vitaminas, grandes dosis de calcio.
  • Los frutos secos, como las almendras o las avellanas contienen hasta 250mg de calcio, al igual que semillas como el sésamo.
  • Los huevos, especialmente la yema.

De manera que si necesitas una dosis extra de calcio y quieres ampliar tus opciones más allá de la leche, los yogures y el queso, ya puedes elegir entre alternativas para todos los gustos.

2 Comments

  1. Tengo entendido que las sardinas enlatadas tienen más calcio que las frescas. ¿Es cierto?

    • Lorena Martín Vega says:

      Exacto Herminia, las sardinas en lata tienen más calcio que las frescas porque donde radica especialmente este mineral es en la espina del pescado y mientras que en los pescados frescos sí la quitamos, las enlatadas solemos comerlas tal cual. ¡Pero buen apunte! 😉
      Un saludo y gracias por tu comentario.

Deja un comentario