Cistitis: mejor prevenir que curar

Cistitis

Seguro que muchas mujeres han sufrido alguna vez un dolor agudo y muy incómodo a la hora de orinar. Una situación que se repite más o menos veces en función de algunos factores. Te contamos todo lo que debes saber acerca de la cistitis y cómo puedes prevenirla y tratarla.

Lo primero y más importante es saber que la cistitis es una infección de las vías urinarias o de la vejiga que, aunque todos podemos llegar a sufrir, es más común y recurrente en mujeres. La razón es puramente anatómica, ya que su uretra es más corta que la de los hombres y por lo tanto, está más cerca de la vejiga y del ano, favoreciendo el movimiento de las bacterias que la causan de una zona a otra.

Si bien es una infección que aparece sin demasiados síntomas, sí existen algunas señales que nos indican que efectivamente sufrimos cistitis. Entre estos indicios destacan las ganas constantes de orinar, el escozor incómodo al terminar, la orina turbia y oscura y el dolor durante y tras las relaciones sexuales. Para evitar sentir estas molestias existen algunos consejos y recomendaciones que debemos tener en cuenta.

Por una parte, es importante que no nos aguantemos las ganas de orinar, aunque tengamos que hacerlo en un baño público, ya que las bacterias que se producen al retener la orina en la vejiga son más. También es importante que cambiemos o sequemos bien el bañador tras salir de la piscina o playa para evitar que permanezca húmedo durante muchas horas. Además, es vital que mantengamos unos buenos hábitos higiénicos, limpiándonos de delante hacia atrás para impedir que las bacterias del ano se desplacen hacia la vulva, duchándonos en lugar de bañándonos y utilizando jabones neutros. También es recomendable que orinemos tanto antes como después de mantener relaciones sexuales ya que durante ellas se incrementa el riesgo de infección.

Y por último, como todo lo que tiene que ver con nuestro cuerpo, es importante mantener también unos buenos hábitos alimenticios. Así, debemos beber al menos litro y medio de agua para limpiar las bacterias del tracto urinario a través de la micción y consumir arándano rojo americano durante al menos unos meses. Estos arándanos contienen sustancias que impiden que las bacterias se adhieran a las mucosas y se favorezca la posterior infección de orina. Existen determinados complementos alimenticios cuyo ingrediente principal es este arándano rojo americano que pueden ayudarnos a evitar la aparición de esta incómoda infección.

CranbyCyst de Plameca

De manera que si eres propensa a padecer esta infección y quieres evitar sufrir sus incómodos síntomas, toma nota de estas pequeñas recomendaciones y apunta en tu lista de la compra productos con arándano rojo americano. Prevenir es siempre mejor que curar.

Deja un comentario