Dieta post-Navidad: recupera tu figura

Dieta tras las navidades

Los atracones navideños llegan a su fin y en nuestra lista de propósitos de año nuevo está, seguramente, ponernos a dieta. Para ello, os damos algunos consejos con los que perder los kilos de más de una manera saludable.

No queríamos que llegara pero aquí está, el primer día post-fiestas navideñas. Atrás quedan las comilonas de Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes. Toca ponerse las pilas y recuperar la silueta perdida tras este pequeño paréntesis navideño. Para ello nada mejor que adaptar una dieta a largo plazo en la que volvamos a la rutina alimenticia incorporando alimentos que quizá hemos tenido algo olvidados durante las fiestas.

Lo primero que debemos hacer es vaciar la nevera de turrones, mazapanes, embutidos y salsas y hacer hueco a frutas, verduras y caldos. Estos alimentos nos permitirán saciar nuestro apetito aportando muy pocas calorías y muy pocas grasas.

También es bueno recurrir a proteínas animales, principalmente pollo, pavo o pescado blanco, de manera que obtengamos los nutrientes necesarios de origen animal con un contenido bajo en grasa.

Por supuesto, hemos de olvidarnos de los refrescos y las bebidas alcohólicas que tan presentes hemos tenido estos días y dejar paso al agua sin gas y los tés, especialmente el verde, que ayuda a depurar nuestro organismo y el rojo, que acelera nuestro metabolismo y facilita nuestras digestiones.

Por último, retomar los buenos hábitos en cuanto al deporte, aunque lo hagamos poco a poco. Ir caminando al trabajo o al supermercado, subir las escaleras en lugar de coger el ascensor o apuntarnos al gimansio ¡e ir! son sin duda el complemento perfecto para recuperar la figura lo antes posible.

No obstante, algo que debemos tener muy en cuenta es que nuestro cuerpo es muy sabio y privarle de comida durante muchas horas (pensando que potenciará nuestra pérdida de peso) no hará más que ponerlo en estado de alerta impidiendo que adelgacemos aunque lo intentemos. Retoma las 5 comidas diarias para mantener el metabolismo activo y que sea tu propio cuerpo el que, poco a poco, vaya quemando lo que le sobra.

Para finalizar, no te agobies. Los plazos cortos nunca son buenos para nuestro cuerpo y más vale tomárselo con calma y ser constantes que pretender perder todo lo ganado en unos días. ¡Mucho ánimo!

Deja un comentario