¿Reducir volumen antes del verano? Sí, con estos trucos

¿No os ha pasado nunca que os sentís hinchados o que vuestro cuerpo tiene más volumen del que le correspondería por la alimentación y los hábitos que tenéis? En ese caso, prestad atención porque os traigo las principales causas de este aumento de volumen y lo más importante, ¡cómo solucionarlo! 

¿Cuáles son las posibles causas que provocan este aumento de volumen?

  1. La retención de líquidos
    Las dietas desequilibradas, los excesos de sal, los conservantes, el alcohol y la falta de ejercicio son algunas de las causas más comunes que pueden hacernos retener líquidos, y las zonas en las que el problema se detecta con mayor facilidad son las piernas, los tobillos y el abdomen.

    Para solucionarlo, lo ideal sería mejorar la alimentación, incluyendo frutas, verduras, alimentos ricos en calcio, cereales y por supuesto, ingerir dos litros de agua al día, bien sea natural o en infusiones de hierbas diuréticas como el diente de león, la cola de caballo o el té verde.

    Y si además de llevar a cabo estos truquillos incorporamos (MOSTRAR PRODUCTO) un producto depurativo como este Plan D en nuestra dieta, veremos cómo se reduce nuestro volumen y conseguimos modelar nuestra silueta de manera fácil y sencilla.

  2. La acumulación de gases

    El origen de los gases puede deberse al consumo de alimentos fibrosos o lácteos o la sensación de nervios o ansiedad al comer. Esta última nos provoca que entre bocado y bocado traguemos aire inconscientemente, de ahí la importancia de tomarnos nuestro tiempo para comer, masticar los alimentos y dar un margen para que llegue a nuestro cerebro la sensación de saciedad de la que hemos hablado en muchas ocasiones.

    Lo ideal es por tanto, comer despacio, con moderación, evitar los alimentos que producen aerofagia, así como las bebidas gaseosas, incorporar hinojo a nuestras comidas y caminar 30 minutos después de comer para ayudar a movilizar el intestino  de manera que expulse las burbujas de aire que se quedan en su interior.

  3. O el estreñimiento
    No ir bien al baño nos hace acumular gases y heces en el intestino, lo que incrementa el tamaño y el volumen de nuestra barriga.

    Para solucionarlo es importante beber mucha agua, que ayude a depurar, así como incorporar alimentos con fibra a la dieta, bien sea en vegetales, frutas, frutos secos o cereales. De esta manera conseguirás un mayor movimiento intestinal que mejorará tu tránsito y reducirá tu volumen.

¿Y cómo podéis solucionarlo?

  • Llevando una dieta equilibrada.
  • Evitando el consumo de alcohol, reduciendo la ingesta de sal y evitando las bebidas gaseosas.
  • Caminando, especialmente después de comer.
  • Bebiendo mucha agua, infusiones o suplementos nutricionales que eviten la acumulación y retención de líquidos
  • Y masticando mucho y despacio para no tragar aire mientras comemos.

 

Deja un comentario