Variedades de té: propiedades y beneficios

Variedades y propiedades del té

Las propiedades y los beneficios del té la convierten en una de las bebidas más consumidas y apreciadas del mundo formando parte de culturas tan tradicionales como la oriental o la inglesa. Os contamos cuáles son los diferentes tipos de té más conocidos y todos sus beneficios. 

Beber té es uno de los actos más cotidianos de nuestro día a día y aunque el café sigue copando los desayunos y las sobremesas de la mayoría de los españoles, la bebida milenaria va ganando terreno gracias a sus innumerables propiedades que benefician nuestro cuerpo y nuestra salud. Y aunque todas las variedades provienen de la planta de té, las diferencias en su recolección, fermentación y preparación afectan tanto a su color como a su sabor y propiedades.

El té verde es uno de los tés más conocidos y apreciados. Se trata de un té no fermentado, lo que favorece que sus componentes naturales se mantengan prácticamente en su estado natural. El té verde se debe servir en agua caliente (sin que llegue a hervir) para evitar que las hojas se cuezan y el sabor quede demasiado amargo, y entre sus principales propiedades encontramos:

  • Es un poderoso antioxidante, lo que protege las células y los tejidos y previene su envejecimiento prematuro.
  • Es rico en minerales y vitaminas A, B y C, lo que ayuda a reforzar el sistema inmunitario y a proteger el cuerpo de virus e infecciones.
  • Es altamente depurativo, lo que facilita la eliminación de líquidos, la desintoxicación del cuerpo y las digestiones.
  • Aumenta la termogénesis, lo que facilita la pérdida de peso y la reducción de los depósitos de grasa.

El té rojo, por su parte, es un té postfermentado que requiere largos procesos de maduración en bodegas, lo que le confiere un sabor intenso y un color terroso. Este té es conocido principalmente por:

  • Ser un auténtico “quemagrasas“. Su consumo ayuda a controlar las grasas de nuestro organismo y a eliminarlas mejor, aumentando además los niveles de colesterol bueno en sangre.
  • Es muy diurético, lo que facilita y mejora las digestiones pesadas y ayuda a eliminar líquidos.

El té blanco es una variedad en la que solo se utilizan los brotes más tiernos y más jóvenes en los que se concentra toda la energía de la planta. Esta variedad se cosecha únicamente unos días en primavera y debe secarse con sumo cuidado para no romper las hojas y estropear su color y su aroma. Entre sus principales propiedades encontramos:

  • Es una fuente de antioxidantes mucho más potente que el té verde, ya que contiene una mayor cantidad de polifenoles y de vitaminas C y E.
  • Es diurético, lo que facilita la eliminación de líquidos y la pérdida de volumen.
  • Contiene grandes dosis de minerales como potasio, flúor, hierro, magnesio, calcio y fósforo, lo que refuerza los huesos y los dientes; mejora la concentración y combate la fatiga física y mental.

Por último, el té negro es una variedad muy procesada y con mayor oxidación y fermentación que el resto. Sus hojas se fermentan al sol y contiene un nivel de cafeína mucho más elevado que las demás variedades. Entre sus principales beneficios vemos:

  • Es una variedad muy rica en minerales como calcio, magnesio, hierro, manganeso, potasio y flúor.
  • Su contenido en metilxantinas reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y estimula el corazón a la vez que protege las paredes internas de las arterias.
  • Relaja los músculos de los bronquiolos, mejorando la respiración.
  • Facilita la no oxidación del colesterol bueno.

Ahora, conociendo las bondades y las propiedades de las variedades más conocidas de té, solo debes pensar en cuál necesitas y aficionarte a una de las costumbres más sanas que encontramos en la naturaleza.

2 Comments

  1. Annie Rodriguez says:

    Cuantas veces al día?

    • Lorena Martín says:

      Hola Annie,
      ¿A qué te refieres con cuántas veces al día? ¿Para tomar té? Debes tener en cuenta que todos los tés son excitantes, de manera que si tienes dificultades para dormir o te cuesta conciliar el sueño, quizá no debas sobrepasar el par de tazas al día.
      Espero haber resuelto tu duda.
      Un saludo

Deja un comentario