Galette de manzana para un día cualquiera

Receta Galette de manzana

¿Te gusta la manzana? Entonces seguro que adoras los postres con esta fruta. Te proponemos una forma diferente de tomarla en repostería: la Galette de manzana. Es deliciosa y sencilla de preparar, además de muy lucida, por lo que el éxito está asegurado 😉

Un cumpleaños, una reunión familiar o un día cualquiera, siempre es buena excusa para preparar un postre rico en fruta como este. ¿Dispones de poco tiempo para prepararlo? Entonces la Gallete es la opción ideal.

Para preparar este postre francés, primero es necesario preparar la masa quebrada. Si quieres ahorrar tiempo, puedes comprar un paquete de masa de hojaldre ya preparada, y aunque obviamente el resultado no será el mismo al tratarse de dos tipos de masas diferentes, se trata de una solución muy práctica en casos en los que se dispone de muy poco tiempo. No obstante, ten siempre en cuenta que lo preparado por uno mismo siempre es más saludable.

Ingredientes para la masa quebrada

  • 175 g de harina de repostería.
  • 80 g de mantequilla.
  • 50 g de azúcar.
  • 35 ml de agua fría.
  • Una pizca de sal.

Ingredientes para el relleno

  • 3 ó 4 manzanas golden (depende del tamaño que tengan).
  • 2 cucharadas de azúcar moreno integral de grano fino (y si es panela, mejor).
  • El zumo exprimido de medio limón.
  • Una cucharadita de canela.
  • 1 huevo.
  • Una pizca de leche.
  • Azúcar glass para espolvorear (opcional).

Preparación

Antes de nada, se precalienta el horno a 190º.

A continuación, se comienza a preparar la galette, mezclando la harina con el azúcar y la sal, y añadiendo posteriormente la mantequilla en daditos pequeños, mientras se va amasando y frotando con las manos, hasta obtener una masa a la que agregaremos el agua fría y amasaremos hasta formar una bola. Se amasa sobre una base limpia espolvoreada con un poco de harina, para que no se pegue, haciendo una forma redonda. Se tapa con film transparente, para dejarla reposar posteriormente en la nevera durante unos 45 minutos, aproximadamente.

A continuación se va preparando el relleno. Se pelan las manzanas (o no, es cuestión de gustos) y se cortan en gajos (ni muy finos ni muy gruesos), y se dejan en un cuenco junto con el zumo del medio limón (para que no se oxiden), el azúcar moreno y la canela. Se cubre con un film transparente y se deja macerar unos 10 minutos.

Cuando la galette ya pueda sacarse de la nevera, se amasa y se estira con ayuda de un rodillo, dejando un grosor de ½ cm más o menos, pudiendo dejar los bordes algo más estirados, ya que su función va a ser la de cubrir un poco el relleno.

Se va rellenando la galette, cubriendo parte de los bordes.  Seguidamente, se bate el huevo con una pizca de leche y se pinta con ayuda de una brocha todo el borde de la galette.

Se baja el horno a 180º y se mete la galette, donde la dejaremos hornear durante unos 25-30 minutos, hasta que se vea crujiente y un poco dorada.

Se deja templar, pues debe servirse tibia, y se espolvorea con azúcar glass. ¡Y ya tenemos lista nuestra Galette de manzana! Ahora, a  disfrutarla :)

Y una última recomendación: podéis probar a hacerla con cualquier fruta de temporada, estará exquisita igualmente.

¡Bueno provecho!

Deja un comentario