Receta: roscón de Reyes light

Receta - Roscón de Reyes light

La cena de Nochebuena, langostinos; el postre de Nochevieja, uvas; y el desayuno del Día de Reyes, roscón. Las tradiciones se apoderan de nuestra mesa durante las Navidades, aunque también los kilos de más. Para hacer un poco menos cuesta arriba la difícil tarea de volver a nuestro peso os proponemos una receta de roscón light.

Para hacer la masa del roscón necesitamos:

  • 400 gramos de harina
  • 130 gramos de azúcar moreno o fructosa
  • 120 gramos de mantequilla (optamos por la mantequilla y no por la margarina porque, aunque la mantequilla tiene más grasas, estas son más saludables que las que contiene la margarina. Contemos calorías, pero de manera inteligente)
  • 8 cucharadas de leche desnatada
  • 2 yemas de huevos
  • Ralladura de limón
  • Media cucharadita de sal

Para la crema del interior:

  • 130 gramos de azúcar moreno o fructosa
  • 80 gramos de harina
  • 3 yemas de huevo
  • Medio litro de leche desnatada
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Media cucharada de aceite

Una vez tenemos los ingredientes, nos ponemos manos a la masa:

Para empezar, debemos diluir el azúcar moreno o la fructosa en la leche y batimos incorporando poco a poco la mantequilla, las yemas de los huevos, la ralladura de limón, la sal y la harina.

Quedará una masa más o menos homogénea que deberás dejar tapada en un lugar tibio dándole tiempo a que aumente su tamaño gracias a la fermentación de los ingredientes.

Cuando ya haya aumentado, dale forma y colócala en un molde con harina y un poco de mantequilla.

Ahora, para hacer la crema, mezcla las otras tres yemas de huevo con el azúcar, la leche y la harina, removiendo a fuego lento y dejando que se cocine hasta conseguir una textura consistente. Añade un poco de esencia de vainilla y de aceite y deja enfriar todo.

Cuando la crema esté fría, utilízala para decorar la parte de arriba del roscón y déjalo reposar un poco.

Finalmente, mételo en el horno durante 35 o 40 minutos hasta que quede dorado et voilà, ya tienes un roscón riquísimo bajo en calorías con el que sorprender a toda la familia.

Deja un comentario