Posturas para cada tipo de pene

Posturas para cada tipo de pene

El tamaño -y la forma- no importan y prueba de ello es que hay posturas para todos los tipos de pene. Os descubrimos algunas posturas con las que dar rienda suelta a vuestra pasión.

Nuestro cuerpo es único e irrepetible. Cada uno posee características propias que debe saber explotar, también en los momentos más íntimos. Por ello existen diferentes posturas sexuales especialmente pensadas para cada tipo de pene.

1. Penes pequeños

Esta cualidad que a muchos acompleja puede ser de gran ayuda en ciertos momentos. Para ello se deben buscar posturas en las que el pubis de la mujer quede muy cerca del pubis del hombre para que el pene pueda entrar en la vagina con facilidad y sin obstáculos. Que la mujer coloque las piernas sobre los hombros del hombre o adoptar la postura del perrito pueden ser opciones de lo más placenteras.

2. Penes grandes

Y es que aunque muchos crean que es una ventaja, hay posturas que con un pene grande pueden ser incómodas e incluso dolorosas. Para estos casos lo ideal es que sea la mujer la que lleve las riendas de la relación sexual. Para ello es aconsejable que sea ella la que se ponga arriba y mida en todo momento la intensidad de la penetración.

3. Penes finos o delgados

Para este tipo de penes puede ser más difícil llegar a estimular a una mujer porque la vagina tiende a dilatarse con la excitación, sin embargo, hay una solución muy sencilla: adoptar posturas en las que las piernas de la mujer estén lo más cerradas posible. Con ello la vagina queda más apretada y se estimulan las paredes vaginales, alcanzando una excitación totalmente plena.

4. Penes gruesos

Este tipo de penes pueden resultar molestos si no se tiene algo de cuidado, especialmente al inicio de la relación. Para evitar estas molestias se debe empezar poco a poco y esperar que la vagina se lubrique, se excite y se expanda. En este caso, al contrario que con los penes más finos, es recomendable adoptar posturas en las que las piernas de la mujer estén abiertas para que el espacio de la vagina sea mayor y por tanto, no produzca molestias o dolor.

Así que ya sabéis, disfrutar al 100% sea como sea vuestro pene ¡es muy posible!

Deja un comentario