Levantarse temprano y de buen humor es posible: trucos para lograrlo

 Levantarse temprano y de buen humor es posible

¿Eres de los que se preparan deprisa y corriendo por las mañanas? ¿Cuántas veces apagas la alarma? ¿Ladras a todo aquel que te da los buenos días? Con estos sencillos consejos conseguirás despertarte de buen humor y librarte del estrés matutino. ¡Sacúdete la pereza y salta de la cama!

  • Deja todo preparado la noche anterior: Si no quieres estresarte ya desde primera hora del día, deja todo listo antes de acostarte: el maletín del trabajo, la ropa que vas a ponerte, la mesa del desayuno… Las prisas y el estrés por la mañana pueden jugarte una mala pasada y hacer que olvides algo importante, por lo que de este modo estarás más relajado y dispondrás de más tiempo para dedicárselo a otras cosas.
  • Acuéstate a una hora razonable: Si bien no todos necesitamos las mismas horas para descansar, los adultos precisan, por lo general, una media de ocho horas de sueño. La casa, nuestra pareja, el trabajo, los hijos… Tenemos tantas obligaciones que a veces parece imposible echarse a la cama a la hora que nos gustaría, sin embargo, muchas veces tan sólo hace falta un cambio de actitud.
  •  Deja la persiana ligeramente subida: Despertarse con luz natural proporciona energía y buen humor, es la fórmula ideal para comenzar un buen día. La razón es que la luz provoca que el cerebro vaya reduciendo poco a poco la producción de melatonina, la hormona que regula el sueño, así es posible despertarse paulatinamente y, por consiguiente, levantarse de la cama más despejado y con mayor energía. Si esta opción no es posible en tu caso, existen despertadores que imitan la luz del amanecer y aumentan progresivamente su iluminación antes de que suene la alarma.
  • No dejes el despertador al alcance de la mano: Si puedes apagar el despertador desde la cama corres el riesgo de dormir “5 minutos más” o incluso dormirte más de la cuenta y llegar tarde al trabajo, con el consiguiente estrés que esto supone. Coloca el despertador lejos de la cama, así no te quedará otra que levantarte si quieres apagarlo. ¡No vale volverse a acostar! Y si ni aún así consigues desperezarte, existen aplicaciones para el smartphone con las que la única forma de apagar la alarma es ponerse a caminar o incluso resolver ecuaciones y operaciones matemáticas.
  •  Abre la ventana: El aire fresco de la mañana te despejará y te llenará de vitalidad y buenas vibraciones. Es un poderoso estímulo para comenzar un gran día.
  • Bebe agua: Es una buena costumbre dejar una botellita de agua en la mesilla, para tenerla a mano nada más despertarse. Además de refrescarte, ese leve cambio de temperatura en tu cuerpo te ayudará a despertar.
  • Sé positivo: Que tu primer pensamiento no sea “a ver qué tal me va hoy”. Sonríe y evita los pensamientos negativos, te hará sentir mejor y es una fórmula eficaz para empezar un buen día. No subestimes los poderes de la positividad.
  • Da y recibe amor: Si duermes acompañado, intercambia cariño con tu pareja, darse amor es la mejor manera de empezar el día. Y si vives con tus hijos, tus padres o incluso con compañeros de piso, intenta hacer más o menos lo mismo; la idea es darse cariño de la forma que sea, porque os ayudará a todos a comenzar el día con mejor humor y además os sacaréis las primeras sonrisas del día. Si tienes animal de compañía, dedícale también cada mañana un ratito, ambos lo agradeceréis.
  •  Estírate: Todavía en la cama, tumbado o sentado, comienza a estirar poco a poco los músculos de tu cuerpo: las piernas, los brazos, el cuello… Haz pequeños estiramientos y muévete poco a poco, para que tus músculos vayan despertándose.
  •  Date una ducha (y disfrútala): Comienza el día con una ducha vigorizante que estimule tus sentidos. Alterna el agua fría y caliente, para mejorar la circulación y reafirmar la piel. Puedes escuchar música mientras lo haces, contribuirá a activarte y además te animará.
  •  Come un buen desayuno: Por todos es sabido que el desayuno es la comida más importante del día. Además, un desayuno completo contribuirá a mantener tu buen humor. Desayuna sentado, tranquilo; y  toma algo de fruta, tu organismo lo agradecerá.

Haz un esfuerzo y comienza a poner en práctica estos consejos, verás como vale la pena. La vida es muy corta como para comenzar cada día de mal humor.

11 Comments

  1. Me ha encantado. Además de su contenido, el articulo rezuma positividad de principio a fin.

  2. que optimismo se respira al leer este articulo, me gusta

  3. Un montón de buenas ideas para empezar el día.Estoy deseando ponerlas en práctica!

  4. Muy interesante, buenos consejos , los llevaremos a la práctica

  5. Silvana Cabrejas says:

    Muchas gracias por vuestros comentarios.

    ¡Un saludo!

  6. Tienes toda la razón!! Pienso igual que tu, Silvana. Y lo que más me ha gustado…es que mi hijo (a punto de cumplir los 15) ha leído el artículo , le ha gustado y me dice ¿ si será posible que el se levante temprano y de buen humor?….todavía no lo ha conseguido….espero que no tarde mucho, porque a mi me saca de mis casillas por las mañanas…..
    Muchas gracias y sigue escribiendo artículos tan positivos

    • Silvana Cabrejas says:

      Hola Raquel.
      Ten paciencia y dale tiempo a tu hijo, seguro que siguiendo estos consejos lo irá consiguiendo poco a poco. Ten en cuenta además que está en una edad un poco complicada. Pero, ¡querer es poder! Seguro que lo logrará ; )

Deja un comentario